90% de niños en América Latina expuestos a dos crisis ambientales

¡UNICEF ALERTA! Estas son los riesgos a los que están expuestos 169 millones de niños en América Latina y el Caribe
niños

De acuerdo con UNICEF, en América Latina y el Caribe, se estima que 169 millones de niños, niñas y adolescentes viven en zonas donde se superponen al menos dos crisis climáticas y ambientales.

Así lo revela el informe La crisis climática es una crisis de derechos del niño: Presentación del Índice de Riesgo Climático de la Infancia, primer análisis exhaustivo de los riesgos climáticos y medioambientales desde la perspectiva de la infancia.

En el índice, los países se clasifican en función de la exposición de los niños a las perturbaciones climáticas y medioambientales, como los ciclones y las olas de calor, así como su vulnerabilidad a esas perturbaciones según su acceso a los servicios esenciales.

El informe revela que aproximadamente 1,000 millones de niños, niñas y adolescentes (casi la mitad de los 2,200 millones de niños del mundo) que viven en uno de los 33 países clasificados como de “muy alto riesgo”, se enfrentan a la combinación letal de estar expuestos a múltiples perturbaciones climáticas y medioambientales.

Los resultados del informe muestran la cantidad de niños afectados en la actualidad y revelan unas cifras que seguirán empeorando a medida que los efectos del cambio climático se aceleren.

“Por primera vez disponemos de un panorama completo que nos revela dónde y de qué forma la infancia es vulnerable al cambio climático, y se trata de un panorama mucho más grave de lo que podíamos imaginar”, declaró Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de UNICEF.

“Las perturbaciones climáticas y medioambientales están menoscabando la totalidad de los derechos de los niños y niñas, desde su acceso a un aire limpio, alimentos y agua potable, hasta su derecho a una educación, a una vivienda, a estar protegidos contra la explotación e incluso a sobrevivir. La vida de prácticamente todos los niños, niñas y adolescentes resultará afectada”, agregó.

Leer más: Unicef respalda plan de regreso a clases en México

El Índice de Riesgo Climático de los Niños (CCRI) revela que en América Latina y el Caribe:

  • 55 millones de niños están expuestos a la escasez de agua;
  • 60 millones de niños están expuestos a los ciclones;
  • 85 millones de niños están expuestos al Zika;
  • 115 millones de niños están expuestos al Dengue;
  • 45 millones de niños están expuestos a las olas de calor;
  • 105 millones de niños están expuestos a la contaminación atmosférica.

UNICEF exige a los gobiernos, las empresas y los actores relevantes que tomen medidas como las siguientes:

  1. Aumentar las inversiones destinadas a la adaptación y la resiliencia al clima en los servicios más importantes para la infancia.

Si queremos proteger a los niños, a las comunidades y las personas más vulnerables de los efectos más graves del cambio climático que ya están comenzando a surgir es necesario adaptar los servicios más importantes, como los sistemas de agua, saneamiento e higiene y los servicios de salud y educación.

  • Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. A fin de evitar los peores efectos de la crisis climática, es necesario emprender acciones contundentes de inmediato.

Antes de 2030, los países deben reducir sus emisiones un 45% como mínimo (en comparación con los niveles de 2010) para impedir que la temperatura aumente más de 1,5ºC.

  • Proporcionar a los niños educación sobre el clima y competencias ecológicas, ya que son fundamentales para su adaptación y su preparación ante los efectos del cambio climático. 

A pesar de ser los menos responsables, los niños y los jóvenes sufrirán las desastrosas consecuencias de la crisis del clima y la inseguridad del abastecimiento de agua.

Tenemos el deber de actuar en defensa de todos los jóvenes y de las generaciones futuras.

  • Incluir a los jóvenes en todas las negociaciones y las decisiones relacionadas con el clima a nivel nacional, regional e internacional, incluida la COP26. 

Los niños y los jóvenes son agentes de cambio y deben participar en todos los procesos de formulación de decisiones relacionadas con el clima.

  • Garantizar que la recuperación de la pandemia de COVID-19 sea respetuosa con el medioambiente, genere bajas emisiones de carbono y beneficie a todo el mundo.

De una forma que no ponga en peligro la capacidad de las generaciones futuras para abordar y responder a la crisis climática.

Publicidad:

Comparte en redes:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Correo

Deja un comentario:

Publicidad

Recomendaciones:

Notas Relacionadas

Publicidad

Secciones: