ACUERDOS NO VILLANOS

En política se debe buscar el acuerdo antes que el señalamiento, ese llegará en caso de que los acuerdos no sean ventajosos para ambas partes.
PUNTERO

Causaba asombro la decisión del anterior Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica al aplicar una política extrema proteccionista y a la vez de sometimiento a las empresas de esa nación, obligándolas a regresar muchas de sus instalaciones productivas a ese país, por interés de impulsar su sector laboral.

Se criticaba esa actitud desde este lado de la frontera, pero de este lado, está sucediendo algo similar, con la característica burda de señalar, amenazar y después tener acercamientos con los empresarios a través de presuntos acuerdos.

Bajo ese estilo grandes empresas mexicanas han sido señaladas de tener presuntos subsidios abusivos por parte de éstas para hacerse de la energía eléctrica que requieren. Que pagan menos, en proporción a lo que una tienda de abarrotes consume, cierto y estamos de acuerdo. Pero así como al Ejecutivo Federal no le parece que le señalen por algo que no es de su agrado y dice que “ya chole”, pues a los empresarios tampoco les parece que primero se les mencione de forma dolosa, a fin de que el ciudadano los idealice como los culpables de los males de este país.

Hay emporios que deben al SAT millones de pesos por los recovecos ventajosos que han encontrado para escabullirse y evitar pagarlos y aún retan a los cuatro vientos al Gobierno, riéndose de todos los demás ciudadanos que por deber unos pesos son requeridos por la autoridad fiscal como si fueran delincuentes. A esos empresarios ni los mencionan ni los tocan.

En política se debe buscar el acuerdo antes que el señalamiento, ese llegará en caso de que los acuerdos no sean ventajosos para ambas partes y para el beneficio de todos, gobierno, empresas, pero sobre todo para la gente.

Esas empresas a las que han satanizado dan miles de empleos directos, crean nuevos negocios y estos van otorgando más empleos, los que se traducen en beneficio para el trabajador, no sólo por su salario, sino por las prestaciones de ley que les otorgan incluyendo a la familia del beneficiado, como lo son el servicio médico del Instituto Mexicano del Seguro Social, el Ahorro para el Retiro y hasta la posibilidad de hacerse de un patrimonio a través del Infonavit y todo eso se ingresa y administra el Gobierno Federal.

Las mismas grandes empresas que han sido señaladas, como Bimbo, se han comprometido desde hace unos años con apoyar acciones de cambio climático, para usar energías limpias, no sólo en México, sino en otros tantos países donde operan, el uso y promoción del transporte limpio, contrario a lo que la Comisión Federal de Electricidad propone.

Hay que llegar a acuerdos en beneficio de todos, principalmente de la gente, hay que dejar de buscar villanos en la actualidad, lo que debe hacer es proponer, alentar a la empresa, que son las que dan empleos a mujeres y hombres a lo largo y ancho de la nación, esos empleos que no puede dar el Gobierno por sí solo.

Publicidad:

Comparte en redes:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Correo

Deja un comentario:

Publicidad

Recomendaciones:

Notas Relacionadas

Publicidad

Secciones: